Micotoxinas tricotecenas

Eliminar Moho

Cómo eliminar el moho en paredes, prevenir su formación en alimentos, quitar manchas de humedad de la ropa, evitar la condensación en el baño...

La tricotecena es un tipo de micotoxina producida por los mohos tóxicos. La tricotecena es una de las micotoxinas más famosas debido a que son extremadamente tóxicas y a que son muy difíciles de destruir.

Micotoxinas tricotecenas

El moho tóxico y las tricotecenas

Una razón por la que la tricotecena es una micotoxina muy famosa es debido a que es producida por los Stachybotrys chartarum (también llamado moho tóxico negro o sólo moho negro). Esta especie de moho tóxico ha causado muchos problemas en los hogares y con frecuencia ha sido mencionado en los medios de comunicación.

Los mohos tóxicos Fusarium también producen tricotecenas. La gente puede llegar a ingerir micotoxinas tricotecenas de los Fusarium cuando crecen en los granos como el maíz, la avena y el trigo.

Los mohos tóxicos Verticimonosporium, Trichoderma, Trichothecium, Cephalosporium y Myrothecium también producen micotoxinas tricotecenas.

Tipos de tricotecenas

Hay 60 tipos conocidos de micotoxinas tricotecenas. Algunos de ellos son:

  • Deoxinivalenol
  • Diacetoxiscirpenol
  • Micotoxinas HT-2
  • Neosolaniol
  • Nivalenol
  • Satratoxin-H
  • Micotoxinas T-2
  • Verrucarin A
  • Vomitoxina

Los síntomas de las micotoxinas tricotecenos

La exposición a las micotoxinas tricotecenas puede causar estos síntomas en las personas:

  • Sequedad en los ojos
  • Cansancio, fatiga
  • Malestar general
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Alteración mental
  • Erupción
  • Sangrados

La toxicidad de las tricotecenas

Los Tricotecenos son uno de los tipos de micotoxinas más tóxicas. La tasa de DL50 (el nivel de dosis que causa la muerte en el 50%) para ratones de laboratorio a los que se les dió tricotecenos, es de entre 1 y 7 mg / kg, dependiendo del tipo específico de tricotecena y del método de la exposición.

Micotoxinas tricotecenas como armas biológicas

La destrucción de las micotoxinas tricotecenas

Las micotoxinas tricotecenas pueden permanecer tóxicas durante años en un ambiente normal. La luz ultravioleta no destruye los tricotecenas y no son solubles en agua.

Las tricotecenas también pueden soportar la congelación. Se necesitan temperaturas de 150º Celsius (500º Fahrenheit) por 30 minutos o 260º Celsius (500º Fahrenheit) por 10 minutos para destruirlos. Una solución de hidrocloruro de sodio al 5%, el ingrediente activo de la lejía, puede destruir las micotoxinas tricotecenas.

Las micotoxinas tricotecenas T-2 como armas biológicas

Las micotoxinas tricotecenos T-2 son las únicas micotoxinas que se han utilizado en armas biológicas. Estas micotoxinas tricotecenos tienen la ventaja de ser muy estables en el aire, no degradantes bajo la luz ultravioleta y ser capaces de soportar el calor.

También se utilizan porque se pueden producir con relativa facilidad y de forma barata y porque son extremadamente tóxicas y no existe un antídoto o vacuna disponible. Las micotoxinas T-2 son también las únicas sustancias utilizadas en la guerra biológica que pueden ser absorbidas por la piel de una persona.

Se sabe que el ejército de Estados Unidos basa su actual investigación de armas biológicas un 90% en las micotoxinas T-2. Los ataques biológicos de la “lluvia amarilla” utilizados en Vietnam y Afganistán fueron concentraciones de micotoxinas T-2 y el síndrome de la Guerra del Golfo se cree que está causado por la exposición de los soldados estadounidenses a las micotoxinas T-2 durante los ataques biológicos en la Tormenta del Desierto.

Artículos relacionados con Micotoxinas tricotecenas